Cirugía mamaria

fotolia_94043234_subscription_monthly_mLa cirugía mamaria abarca desde el aumento a la reducción mamaria, pasando por la elevación, hasta la corrección de asimetrías en las mamas femeninas o la eliminación en el hombre de la ginecomastia: glándula mamaria anormalmente desarrollada en el varón.

 
El aumento mamario (mamoplastia) es un procedimiento quirúrgico destinado a mejorar el tamaño y la forma del pecho de la mujer, realzar el contorno del cuerpo, o bien corregir una atrofia de la mama después del embarazo, y también para tratar una asimetría o una diferencia en el tamaño de las mamas. En el caso de la reducción mamaria, el objetivo es reducir y remodelar las mamas para aliviar los problemas relacionados con las mamas excesivamente grandes y pesadas, haciendo que su forma sea más proporcional al resto del cuerpo.
 
El paso de los años, la fuerza de la gravedad e incluso el embarazo y la lactancia, hacen que la mama tienda a caer. La mastopexia es una intervención con la que el cirujano plástico puede devolver la forma y firmeza a las mamas caídas y flácidas.
 
En el caso de que haya una diferencia muy apreciable entre ambos lados del cuerpo, y por lo tanto de las mamas, es cuando se requiere del tratamiento reparador realizado por un cirujano experimentado en diversas técnicas de aumento, reducción o elevación para, mediante el mejor uso de todas ellas lograr el resultado mas armónico.
 
Los cambios hormonales en la pubertad o un brusco aumento o pérdida de peso pueden traer consigo el desarrollo anormal de la glándula mamaria en el hombre, y por tanto ser necesaria una mastectomía subcutánea para su corrección.